miércoles, 27 de marzo de 2013

Coca de dacsa amb verdures

Hace unos días compartí en facebook un vídeo en valenciano de un hombre que nos enseñaba a recoger hierbas comestibles. Yo sé que donde estoy viviendo, rodeada de campo y monte, muchas de las hierbas son comestibles, pero solo conocía unas pocas y nunca me había atrevido a cogerlas y cocinarla, salvo los espárragos, los rebollones, el tomillo y el romero. Aunque sabía lo que son el raím de pastor, el gordolobo, la amapola, espliego, hipérico, cola de caballo....

Bueno pues el vídeo me animó a recoger estas  3 verduras:


Tengo el jardín lleno de ajopuerro.


Y también la oreja de cerdo, y las collejas.

Hay muchas más pero me decidí por estas.

Lo que hice con ellas es hervir las collejas junto con las orejas de cerdo y la parte más verde de los ajopuerros. Lo dejé cocer unos pocos minutos ya que no tiene partes duras y se ablanda enseguida. Al no ser hierbas amargas, con esto era suficiente.  

Luego hice un sofrito de ajos y las cabezas de los ajopuerros picados y le añadí la verdura bien escurrida. Un poco de sal y pimienta, un poco de orégano, unas vueltas con un buen aceite de oliva y ya está.

En una sartén antiadherente, puse a calentar las cocas de dacsa, que son unas tortitas hechas con harina de trigo y de maíz. En la zona de Callosa d'en Sarrià, Guadalest, Murla, etc... se hacen minchos con estas cocas, cada sitio con una receta diferente. 

Le puse a cada coca un poco de verdura y la doblé por la mitad, imitando un poco una empanadilla. 



Para chuparse los dedos, fácil de hacer, y sobre todo barato, nos lo da la naturaleza. Y el mayor placer, ir con una cestita por el campo buscando estas hierbas y viendo el paisaje. Un lujo.

2 comentarios:

  1. por dios, pero que hambre me ha entrado sólo de verlo! habrá que probarlo, le pediré al chef de la casa que lo haga un día de estos, lo que no sé es si vamos a encontrar aquí collejas :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que donde vivís hay alguna hierba que crece silvestre y que se puede comer. En todas partes hay, lo que pasa es que eso de recoger hierbas se hacía antiguamente y ahora ya nadie lo hace. Aquí en Carrícola, solo hay una mujer que lo sigue haciendo. Las demás han dejado de hacerlo. Una pena ya que alguna está riquísima.

      Eliminar