jueves, 29 de noviembre de 2012

Babero con chupetero y ahora con bolsita para el chupete.

¿Os acordáis de cuando éramos pequeños y comíamos estos caramelos? Bueno, yo estuve hasta los 11 años en Francia y ahí se comían. No sé si aquí también.


Bueno pues el caso es que un día hablando con mi amiga Elena (siempre es una gran ayuda para mi) y como recientemente ha sido mamá (hace tiempo que se me olvidó lo de tener un bebé en casa), me sugirió que acompañara el portachupetes con una bolsita o algo parecido para que cuando se guarda en el bolso, no ande el chupete llenándose de pelusillas y polvo que pueda haber dentro.

Dicho y hecho, y que mejor manera que endulzándolo. Entre Elena y mis recuerdos de niñez, aquí está la mezcla. Por cierto, en francés estos caramelos se llaman Berlingot. ¿Alguién sabe como se llaman en castellano?



Espero que os guste.



2 comentarios:

  1. pues me gusta, si si si, ha quedado chulísimo, además, los marcianetes son super cachondos!

    besitoooooooo guapa!!!

    ResponderEliminar