miércoles, 21 de septiembre de 2011

Trueque.....

Una amiga me dio hace un tiempo unos retales de telas infantiles que no iba a usar. No me los quiso cobrar pero a cambio me pidió que hiciera alguna cosa, lo que yo quisiera, para dos sobrinos pequeñitos que tiene.

¿¿¿Que son???


Después de bastante tiempo pensando qué podía hacerles, y como tengo una niña en casa, siempre me he inspirado en ella para todo lo que hago (por eso me salen prácticamente solo cositas de niña), al fin se me iluminó la bombilla. Unos cojines para sus cunas, con varias texturas y muy coloridos.
¡¡¡¡Vaya estres tenía con eso de hacer algo para dos niños!!!! Pero ya está.


Unos gatitos con orejas de pana gorda. Ojos, nariz y boca de forro polar. Bigotes de cordón de algodón. Y patas de telas de algodón con nudos.

¡¡¡Y estos lindos gatitos se van a ITALIA!!!

Espero que estos niños se lo pasen bien con ellos.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Bolso reversible....

Este último bolso se quedará en Valencia. Un pedido algo esperado ya que me lo hizo una amiga en Julio y lo he entregado hoy....es que la confianza da asco jejeejeje...Es normal, los amigos y la familia siempre son los últimos, pero por fin ha llegado su turno.




Bueno, como siempre espero que os haya gustado.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Mercadito en Carrícola...

Una experiencia preciosa. Compartir con los vecinos artesanos el espacio de las antiguas escuelas y volver a ver a todos los demás vecinos, comer con ellos y ver la exposición de los artículos de enea hechos durante el verano ha sido de lo más enriquecedor. 
En cuanto se juntan unas pocas personas en este pueblo, surgen ideas de todas clases para hacer cosas para y por el pueblo, los alrededores y todas las personas que puedan participar tanto en un proyecto como en la realización de dicha idea. En fin, no me enrollo más y os dejo las fotos del sitio. Eso sí, no son muy buenas ya que se nos olvidó la cámara y tuve que hacerlas con el móvil.





jueves, 8 de septiembre de 2011

No todo fueron vacaciones...

también hubo trabajo aunque fue todo un placer. 



Unas chilabas para fiestas de Moros y Cristianos que habia que coser y como la única persona en el pueblo que tenía remalladora no estaba....y casualmente yo me lleve la máquina de coser y también la remalladora para adelantar trabajo a ratitos.... pues ahí estaba yo con mi maquineta remalla que remalla.



La verdad es que la máquina trabajo duro ese día, en la plaza, como todo lo que hacíamos ahí y justo al final, justo cuando la iba a desenchufar, va y se me rompe una aguja. ¡¡¡uuuuuaaaaaaaaaaaa, que horror!!! Con lo fastidioso que es cualquier contratiempo con esta máquina. Pues nada, al final tardé como una semanita en volver a tenerla ajustada. Claro, también es que llevo poco tiempo con ella y todavía no había tenido ningún problema con lo que al final, siempre se aprende y la próxima vez que me pase, ya sé lo que tengo que hacer.


El caso es que como decía, fue todo un placer estar cosiendo casi en cadena, con las demás mujeres, ahí en la plaza. Dos cosiendo, una organizando las piezas, otra remallando, una más planchando...y las que no recuerdo ya que no levantaba la cabeza de la máquina. ¡Que participativa es la gente! Increíble.

 
Bueno, lo próximo que ponga ya será trabajo en serio, lo prometo.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

3ª parte de las vacaciones....todavía queda otra más....


Bueno, aparte del taller de enea o boga como se dice en valenciano, también participé en el de crepes. Con lo que me gusta comer y teniendo en cuenta que hace ya muchos años tuve una crepería, como no iba a participar….Al principio me dio algo de vergüenza ya llevo años haciendo crepes, pero viendo que se apuntó al taller más de 60 persona, había que arrimar el hombro, está claro.
La verdad es que hay que quitarse el sombrero delante del cocinero que vino a dar el taller. Que arte tiene. Pero también a los voluntarios que no fueron pocos. Nos hinchamos a hacer un crepe salado y otro dulce para todos los asistentes. Al final, con tanta comida casi no probé bocado pero me lo pasé pipa, y los demás disfrutaron comiendo. 




El crepe salado iba relleno de una bechamel con espárragos, ajos tiernos, setas variadas…y acompañado con una ensalada variada aderezada con una vinagreta de frutos secos majados en el mortero, aceite de oliva y vinagre de módena.






El crepe dulce iba relleno de helado de turrón y por encima, bañado de chocolate caliente, polvo de almendra y una galleta teja con pipas, también hechas al mismo tiempo que los crepes.




 
¡¡¡¡¡¡¡Ufff, que bueno!!!!!!! A cenar....





martes, 6 de septiembre de 2011

Vacaciones 2ª parte

La escuela de verano. ¡¡¡¡¡¡Nuestra hija ha estado tan a gusto!!!!!!! Una escuela de verano que funciona desde el último día de colegio hasta el 1 de septiembre…que más se puede pedir. Una escuela que todos los días salían de excursión por los alrededores, por las sendas, por las fuentes…Todos los días almorzando en sitios distintos y luego…a la piscina que quitarse el calor acumulado durante las mañanas llenas de actividades, manualidades, y todo al aire libre. Gracias a Sara y Rosa por llevar esta escoleta tan bien.



 Las mermeladas. En verano aquí no te puedes morir de hambre porque solo con las moras del tamaño de un tomate cherry, los higos, las almendras…todo ecológico, te puedes hartar de recoger estos frutos y frutas. Y claro, con todo lo que hay, la tentación de hacer mermelada es muy grande así que ahí fuimos, recogiendo de todo y luego en casa, a ojo de buen cubero, un poco de azúcar, un chorrito de agua y tal vez un chorrito de limón y ale, a fuego lento un buen rato. Y lo rico que sale, sobre todo cuando lo ha hecho una con sus manitas. Que bueno!!!!!! Que manera de comer y engordar, claro










lunes, 5 de septiembre de 2011

Vacaciones 2011...

Hay tantas cosas que contar que no sé por donde empezar pero lo que si sé es que hemos estado en un pueblo del interior entre Valencia y Alicante. Un pueblo maravilloso, del que ya nos enamoramos hace unos meses y del que lo estamos aún más si cabe. Unas personas encantadoras, que nos han recibido desde el primer día con los brazos abiertos, como si fuéramos del mismo pueblo. Nos hemos sentido tan a gusto con todos ellos que el hecho de volver a casa se nos hace cuesta arriba. Sobre todo, tenemos que darles mil gracias a todo el ayuntamiento, y a todos sus vecinos por hacernos participar de todas las actividades del pueblo.


Evidentemente, después de tantos días, echamos de menos nuestra casa, nuestra cama, nuestra cocina, nuestro sofá…en fin, todas nuestras cosas y también los amigos pero lo que es a la ciudad, para nada.


En primer lugar, voy a hablar del taller de enea. Con la subvención de FADEMUR y AMES, se ha organizado un taller para la recuperación de un oficio casi perdido, el de la fabricación de distintos artículos hechos con enea, mimbre y similares. Gracias a Loles y Eva, que nos han enseñado a manejar estas materias hemos podido realizar salvamanteles, bolsos, cestas, etc….una experiencia muy enriquecedora tanto por el taller en si como por la cercanía de las mujeres del pueblo con su generosidad, amabilidad, simpatía y un sin fin de cualidades más, que una vez a la semana nos hemos reunido en la plaza del pueblo para elaborar todo tipo de artículos útiles a la vez que decorativos. Gracias también a todas las mujeres por acogerme con los brazos abiertos. Y al finalizar, cena de sobaquillo en la misma plaza. Casi todo el pueblo reunido ahí mismo, a la fresca y mientras, los niños corriendo de un lado a otro, en completa libertad. Que gusto, de verdad.







 Gracias a todos por la maravillosa acogida.